LOS TIEMPOS DE DIOS SON PERFECTOS: ROBERTO RAMOS

Síguenos en Twitter, Facebook e Instagram: @BeisbolPuro

Tras una temporada de 30 jonrones en la sucursal Triple A de los Rockies de Colorado en 2019, parecía sorprendente que el sonorense Roberto Ramos no haya sido protegido en el roster de 40, y aún más que ningún otro equipo lo haya seleccionado en el draft de Regla 5.

Sin ese par de sorpresas, hoy Ramos estaría probablemente en su casa, con la incertidumbre de una temporada de Grandes Ligas que pende de un hilo, y no brillando con luz propia tras sus primeros 20 juegos con los LG Twins, en el beisbol de Corea del Sur.

“Los tiempos de Dios son perfectos”, dijo Ramos en una entrevista para Imagen Radio, refiriéndose a su falta de oportunidad para dar el salto a la Gran Carpa. “Son cosas que están fuera de mi control, yo trato de no pensar mucho en eso, trato de sólo hacer mi trabajo en el terreno de juego y lo demás es trabajo de las directivas”, agregó.

Hoy, Ramos es el líder jonrones en Corea del Sur con 9 estacazos, además tercero en carreras producidas con 19, y un grueso .352 de porcentaje bateo. El bateador zurdo y primera base señala que ha recibido apoyo del cuerpo técnico de los LG Twins, que en gran medida lo han dejado mantener su estilo al momento de batear, en una liga considerada de las más fuertes del mundo.

“Me han ayudado un poco, pero más que todo me dejan hacer mi trabajo”, señaló Ramos, quien pasó seis años en ligas menores. “Ahorita que me está yendo bien, he estado haciendo mi rutina que he hecho durante varios años ya”.

“Creo que esta liga está entre Triple A y la Liga Mexicana del Pacífico (LMP). Hay pitchers de calidad de Grandes Ligas, y el pitcheo coreano se asemeja mucho al pitcheo mexicano, con muy buenos pitcheos rompientes y muy buena recta”, explicó.

A diferencia de Grandes Ligas, o la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), la Liga de Corea del Sur pudo arrancar hace tres semanas, con el atenuante de hacerlo sin aficionados en las tribunas.

“Es muy diferente jugar sin gente en la tribuna”, aceptó. “Pero yo y mis compañeros nos sentimos bendecidos, porque sabemos que en muy pocas partes del mundo están jugando y, aunque sin aficionados, nos sentimos afortunados de poder hacerlo”.

Tras su gran su paso en Triple A, Ramos no pudo redondear su gran año con los Naranjeros de Hermosillo en la LMP, donde bateó un modesto .230 con sólo cinco jonrones y 21 carreras producidas, además de quedar eliminado en la primera ronda de playoffs. El nativo de la capital de Sonora quiere que la campaña 2020-2021 sea un año de revancha.

“No tuve el invierno que hubiera querido”, señaló Ramos. “Si bien en diciembre empecé a batear mejor, y en los playoffs, la meta para mí era ser campeón con Hermosillo y no se consiguió, pero esperemos este año volver ahora si a dar una gran temporada y poder conseguir el título para toda la afición de Naranjeros”.

Qué opinas sobre esta nota?
Periodista deportivo con 12 años de experiencia. Trabajó en Telemax, El Imparcial, y actualmente es el encargado de las fuentes de boxeo y beisbol en Grupo Imagen de Multimedia. Reportero y conductor de espacios en Imagen TV, Excélsior TV, Imagen Radio y Periódico Excélsior.

Noticias relacionadas