VIERNES DE COLECCIÓN: EL ÚLTIMO EN ENTERARSE

Síguenos en Twitter, Facebook e Instagram: @BeisbolPuro

POR ARMANDO ESQUIVEL / @SPaupa

De pequeño, Freddy Sandoval coleccionó tarjetas de beisbol, un privilegio con el que cuentan los niños beisbolistas que viven en una ciudad que hace frontera con Estados Unidos como Tijuana, Baja California.

Seguramente, uniformado con la franela de alguno de sus equipos de ligas infantiles, el joven parador en corto ya se imaginaba en una cartita como las que guardaba en su colección personal.

Sin embargo, el día en que ese sueño se cumplió, Freddy Sandoval fue el último en enterarse.

El tijuanense debutó en 2008 en las Grandes Ligas con Angelinos de Los Ángeles y aunque apareció en varias tarjetas de prospectos y de ligas menores, fue hasta en 2009 cuando fue incluido en las ediciones bases de las grandes compañías, algo que le pasó de noche al «paisano».

«Yo ni sabía y fue la esposa de un jugador amigo mío que me dijo que compró un paquete de tarjetas y ahí salí yo, entonces le tomó una foto y me la mandó. Inmediatamente yo le hablé a mi agente y le dije ‘Oye me acaban de decir que salí en un paquetito del Walmart y yo no tengo ninguna tarjetita, así que mándame unas’, y ya fue que me las envió, ya que él habló a la compañía y me mandaron un paquete de mis cartitas de novato», recordó Sandoval.

La experiencia resultó inolvidable y el ex pelotero de cuadro, que también jugó con Venados en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), cuenta con orgullo esa anécdota de su primera cartita en el «Big Show».

«Le sobró un dólar y la muchacha encargada del registro no tenía cambio, y la esposa de mi amigo decidió comprar el paquetito de tarjetas en Walmart, así que fue una gran sorpresa, algo inesperado y es increíble que los niños y la gente puedan comprar un paquete de tarjetas y que salgas tú ahí, es algo difícil de explicar», agregó.

Con esa anécdota, se cumplió el ciclo que inició desde niño cuando se daba a la tarea de juntar las tarjetitas de sus jugadores favoritos.

«Yo coleccionaba cartitas de chico, era algo que me gustaba mucho y mi ídolo siempre fue Mickey Mantle, así que tenía una o dos cartitas de él, no muy buenas, pero era para mí lo máximo. Yo nunca fui de tener un ídolo, más bien a mí me gustaban diferentes jugadores, me acuerdo que tenía muchísimas de Ken Griffey Jr., también de Ricky Henderson y así tenia de diferentes habilidades en cada jugador, pero Mickey Mantle fue para mí la persona que más admiré y fue por él que yo empecé a batear de los dos lados», explicó.

Pasados los años, el «paisano» abandonó un poco su colección, sin embargo, cuando empezaron a aparecer sus tarjetas inició una nueva recopilación con sus estampas, tanto de prospecto, como de ligas menores.

«Yo tengo aquí en la casa todas las tarjetas mías que han salido, quizá son ocho o diez cartitas, y para mí es algo súper especial poder tener la oportunidad de pertenecer a ese grupo de personas que tienen su imagen estampada en una cartita. Además es un honor y un placer poder firmar tarjetitas o dar autógrafos en general a la gente», mencionó.

Sandoval se quedó muy corto, ya que hay registro de 82 diferentes tarjetas que van desde el 2004 al 2012 con ediciones de prospectos, Grandes Ligas, y en ligas menores con las sucursales de Cedar Rapids Kernels, Quakes de Rancho Cucamonga, Travelers de Arkansas, Bees de Salt Lake City y Patriots de Somerset.

«Mi favorita es la primera que salió y aparezco con el uniforme de los Toreros de la Universidad de San Diego y le borraron las letras y salgo con el uniforme en blanco en esa cartita de prospecto, pero hay una especial que salieron pocas tarjetas», aseguró

La tarjeta a la que se refiere es Upper Deck del 2004 en su edición de Prospects con el #232, y la versión especial de edición limitada es la que viene con su autógrafo real y no como los habituales de fábrica en esos años.

EL ERROR DE SANDOVAL

Entre su colección, Freddy Sandoval tiene el «privilegio» de contar con una «tarjeta error», no de la magnitud de la del «paisano» Aurelio Rodríguez, pero su cartita tuvo que ser corregida, lo que le dio mucho más valor a la pifia.

«Es una tarjeta limitada porque no se imprimieron muchas, pero es una tarjeta del «Juego del Futuro», es Bowman de la compañia Topps y es del 2007 pero sale con otro autógrafo, o sea se equivocaron en mi tarjeta y pusieron el autógrafo de otro jugador, entonces no es muy común porque luego fue corregida.», explicó.

El jugador en cuestión es Craig Stansberry quien participó en ese «Juego del Futuro» en el que se enfrentan los prospectos más importantes en un duelo de Estados Unidos contra el resto del mundo y, en efecto, la firma en la tarjeta de Sandoval es de Stansberry, quien luego debutaría en Grandes Ligas con Padres de San Diego, convirtiéndose en el primer pelotero nacido en Arabia Saudita en jugar en la «Gran Carpa».

La tarjeta es una Bowman 2007 «Draft Picks & Prospects» con la nomenclatura #BDPP94, la cual cuanta con la version original con el error y la corregida.

Ahora con su pequeña gran colección, el ex pelotero que está por cumplir 38 años de edad disfruta del retiro de los diamantes, y se da tiempo para atender las peticiones de aficionados que le llevan sus tarjetas en busca de un autógrafo.

«En todos lados me han pedido autógrafos, aunque en Estados Unidos hay más coleccionistas, pero en todas las ciudades en las que he estado me ha tocado firmar por lo menos un autógrafo y para mí es un honor que la gente se tome el tiempo de pedirte un autógrafo y de conversar contigo unos minutos», concluyó.

Completar la colección de tarjetas de Freddy Sandoval es complicado, como lo es cualquier jugador que pasó su vida en el cartoncillo a partir del año 2000, y eso es debido a la gran cantidad de tarjetas paralelas que multiplican cada una de las ediciones. El costo de cada una de ellas quizá no sea muy alto, pero el reto está en encontrarlas todas.

Mención especial merecen las estampas que documentan su paso por ligas menores, ejemplares que, por su regionalización y sus ediciones con cantidades mucho más limitadas, son un objetivo sólo para grandes coleccionistas.

Qué opinas sobre esta nota?
author

Noticias relacionadas