MLB

VIERNES DE COLECCIÓN: LAS TARJETAS MÁS VALIOSAS CON TROUT A LA CABEZA

Síguenos en Twitter, Facebook e Instagram: @BeisbolPuro

Por Armando Esquivel / @SPaupa

En agosto Mike Trout rompió una marca más en su exitosa carrera dentro de las Grandes Ligas, aunque no tuvo que mover el bat para implantar este nuevo récord.

En subasta, su tarjeta de novato 2009 Bowman Chrome Draft Prospects Superfractor con autógrafo, fue negociada por 3 millones 930 mil dólares para superar la afamada T206 de Honus Wagner que tenía una etiqueta de 3 millones 102 mil dólares.

Lo que hace especial este ejemplar de Trout es su rareza y escasez a la máxima expresión, ya que sólo fue producida una con estas características y además está certificada con un nueve en general y la firma con un diez por Beckett.

En mayo, la versión Red Refractor de esta misma tarjeta se vendió por 922 mil 500 dólares. Sólo existen cinco copias de esta última cartita.

Por su parte, el ejemplar de Wagner fue producido entre 1909 y 1911, pero su tiraje fue inferior al del resto de las tarjetitas de ese set, ya que el ex jugador de Piratas de Pittsburgh nunca estuvo de acuerdo en que su estampita apareciera en paquetes de tabaco, sobre todo porque las barajitas tenían el objetivo de llegar a los niños, así que su estampa dejó de imprimirse, lo que hizo que su valor siempre fuera el más alto de esos sets.

Esa tarjeta fue la más cara por décadas hasta agosto del 2020, cuando llegó Trout y rompió la marca con su barajita de novato que vio la luz hace apenas once años.

Se dice que si la tarjeta de Wagner fuera puesta hoy en subasta implantaría una nueva marca superando los cuatro millones de dólares.

Por lo pronto Dave Oancea completó el negocio de su vida. En 2018, el apostador deportivo que es conocido como “Vegas Dave”, adquirió la tarjeta de Trout en 400 mil dólares y desde entonces declaró que la guardaría para romper el récord de Honus Wagner y no se equivocó.

Además de las tarjetas de Honus Wagner, de las que se dice que sólo existen unas cincuenta y es considerada como la “Mona Lisa” de las cartitas de beisbol, se encuentra muy cerca la edición de Mickey Mantle que vio la luz en 1952 en las prensas de Topps y esa fue vendida por dos millones 888 mil dólares en 2018 por el ex jugador de la NFL Evan Mathis.

Aunque la tarjeta de 1952 es la mejor valuada, la etiqueta de cartita de novato la tiene la Bowman 1951 y fue vendida en 2018 en tres cuartos de millón de dólares.

El gran “Bambino” np podía quedar fuera de esta lista, así que por un ejemplar de su edición de 1916 de Sporting News se pagaron 717 mil dólares en 2016.

Ya que hablábamos de Mike Trout, quizá la versión de hace cuarenta años fue Pete Rose, quien a pesar de setar vetado de por vida del beisbol, vio como su tarjeta de novato Topps 1963 se colocó en 717 mil dólares en 2016, a pesar de que existen casi cuatro mil copias certificadas por PSA.

Entre las más valiosas también está la primera de Nolan Ryan, una Topps de 1968 por la que se pagó 612 mil 359 dólares y la Topps de 1955 de Roberto Clemente que rozó el medio millón de dólares.

En próximas entregas, nos daremos a la tarea de revisar y mostrar el listado de las tarjetas más valiosas de jugadores mexicanos.

Qué opinas sobre esta nota?
author

Noticias relacionadas