VIERNES DE COLECCIÓN: ÓSCAR ROBLES Y SUS TARJETAS EN DOS TIEMPOS

Síguenos en Twitter, Facebook e Instagram: @BeisbolPuro

Por Armando Esquivel / @SPaupa

Si hay alguien al que le guste firmar sus tarjetas de beisbol ese es Óscar Robles y aunque la colección de estampas del tijuanense no es muy amplia, es uno de los pocos peloteros nacidos en México que, aunque sólo jugó en tres temporadas, cuenta con cartitas en dos décadas distintas y con un margen de distancia de casi 10 años.

Robles nació en 1976 y de chico le tocó todo el despunte del “hobby” de coleccionistas de tarjetas de beisbol que se dio en la década de los ochentas, cuando muchos niños y otros tantos adultos hicieron de las estampas su pasatiempo favorito.

“Desde que mi papá me empezó a inculcar el beisbol a los cinco o seis años, mi ilusión fue coleccionar cartitas de beisbol, aunque en ese momento era un poco difícil estar comprando los paquetes, pero desde niño yo estuve coleccionando cartitas de beisbol” comentó el timonel de Algodoneros de Guasave en la Liga Mexicana del Pacífico.

En 1994 el tercera base fue tomado por Astros de Houston en la tercera ronda del Draft, y ese suceso no pasó inadvertido por las compañías de tarjetas, que le dedicaron tres ejemplares, dos de ellas de Signature Rookies.

Un jovencito Óscar Robles de apenas 18 años aparece uniformado con los colores de la escuadra texana en la tarjeta #66 que tiene dos versiones, la “normal” y una con autógrafo, que es la primera firma del tijuanense y muy diferente a la que emplea ahora cuando firma los cheques.

También en ese 1994 Topps Stadium Club incluyó el subset “Draft Picks” y en la tarjeta 38 aparece el “Astroboy”.

“Cuando vi mi primera cartita con Astros de Houston luego que fui drafteado por ellos, obviamente primero no me lo podía creer. Mi esposa fue quien las coleccionó y las tenemos en casa con mucho cariño y sobre todo un gran recuerdo para mí”, mencionó.

Con la organización de Astros de Houston apareció por lo menos en una tarjeta más y esa fue en 1995 con el 12 en el set de Astros de Auburn, luego de batear .327 en su primera temporada, contribuyendo para el campeonato en la Liga de la Costa del Golfo.

Una grave lesión bloqueó de manera temporal el camino de Óscar Robles y dejó, por un tiempo, esas tres fotografías en cartón, como mudos testigos del inicio de su carrera en el beisbol profesional de Estados Unidos, aunque ninguna de esas tres cartitas es considerada su tarjeta de Novato.

Parecía que el tijuanense dejaría por la paz su sueño de jugar en Grandes Ligas, pero una promesa a su madre lo mantuvo con el objetivo en la mira hasta que llegó el 10 de mayo del 2005 y con el uniforme de Dodgers pudo voltear al cielo y decir “Promesa Cumplida”.

Su debut en la parte inicial de la campaña le permitió a Robles alcanzar las ediciones tardías de las compañías de tarjetas y su primera aparición ya como ligamayorista fue en ese mismo 2005 con la casaca de angelina.

Consideradas como tarjetas de Novato están la #260 de Upper Deck Origins, y una más con el mismo número de Upper Deck Origins “Old Judge”.

De ese mismo 2005 encontramos la Upper Deck Artifacts #254, la Upper Deck Pro Sigs #115, así como la Upper Deck Reflections #260 y la Upper Deck Sweet Spot #148.

Además, Upper Deck también le dedicó la tarjeta #150 en dos versiones, la “normal” y la “silver”.

Para 2006 lo podemos encontrar en el set base de Upper Deck con la nomenclatura #252, esta última no es considerada tarjeta de Novato. Una mucho más escasa y de Ligas Menores es la MultiAd de la sucursal de Las Vegas 51’s., diferenciada con el #19.

Y otra más que documenta su paso en sucursales fue la que apareció en 2008 en el set de Choice Lehigh Valley IronPigs y aparece con el #16.

“Tengo dos tarjetas favoritas, una es la que estoy con Dodgers buscando atrapar un elevado (Upper Deck 2006 #252) y recuerdo que estoy volteando hacia el cielo y como dándole gracias a mi señora madre y es la que más gratos recuerdos me trae de cuando jugué en Grandes Ligas”, aseguró.

La otra de sus favoritas es la #260 de Upper Deck Origins.

Sus manos rápidas en el terreno de juego se han trasladado a las firmas de tarjetas, una actividad que Robles aprecia y valora.

“Todavía hay gente que me sorprende cuando andamos en giras para que les firme una cartita o hay muchos coleccionistas que llegan con carpetas y traen seis o siete diferentes que yo firmo con mucho gusto y hasta me han ofrecido regalarme alguna, pero yo por respeto no las acepto porque sé lo difícil que es conseguirlas”, explicó.

Los coleccionistas andan por todos lados, sin embargo, es en la frontera donde el campeón en 2017 con Toros de Tijuana, ha sido requerido con más frecuencia para estampar su garabato sobre las estampas.

“En Tijuana, en Laredo, y también en Cancún, como que los coleccionistas andan ahí de vacaciones, pero esas tres ciudades es donde me han pedido más seguido, sobre todo en las dos primeras por ser frontera”, concluyó.

Qué opinas sobre esta nota?
author

Noticias relacionadas