VIERNES DE COLECCIÓN: VICENTE FIRMA PARA LA GENTE

Síguenos en Twitter, Facebook e Instagram: @BeisbolPuro

Por Armando Esquivel / @SPaupa

Su colección consta de por lo menos 55 tarjetas diferentes, entre ediciones que dan testimonio de su paso por ligas menores y las que reflejan su carrera en Grandes Ligas, estas últimas las más.

“Cada tarjeta es una historia” y así lo cree también Vicente Palacios, aunque él prefiere modificar la frase un poco a “Cada tarjeta es un recuerdo”.

Recuerdos de otros tiempos, de otras ciudades o de otros amigos.

“Es muy bueno para mí cuando la gente se acerca con tarjetas y me pide autógrafo, significa que aún me recuerdan y por medio del beisbol conocí y sigo conociendo mucha gente”, comentó en entrevista al programa de televisión Beisbol Sin Fronteras.

Para no variar entre las cartas de jugadores mexicanos, la primera estampa en la que aparece Palacios es un error, ya que el set de ProCards de 1987 le dedica la cartita #1619 al derecho veracruzano, pero cometieron una grave pifia al nombrarlo como “Vincente” en este ejemplar en el que luce como parte del equipo Canadians de Vancouver, sucursal de Triple A de Piratas de Pittsburgh.

Así mismo, con “Vincente” al frente, apareció muchos años después, en 2000 para ser exactos, en el set de Kebbler de Padres de San Diego. Kebbler es una famosa marca de galletas fundada en Filadelfia Pensilvania.

Otro error entre sus tarjetas está en la colección Classic en su versión “Red” de 1988, ya que en lugar de “Vicente” aparece como “Vince”.

Palacios nunca fue un coleccionista de tarjetas de beisbol, pero en sus años en la “Gran Carpa” pudo hacerse de una gran cantidad de sus ejemplares, sobre todo de ediciones que le regalaban cuando lo requerían para firmar.

“No he coleccionado, pero me obsequiaban cuando me mandaban para firmar”, aseguró el ex serpentinero de 57 años. “De mis tarjetas creo que debo tener unas quinientas y todas son especiales para mí, algunas son del año en el que hice mi debut, pero todas tienen un gran valor sentimental”, agregó.

La vida en cartón del mexicano número 45 en Grandes Ligas abarca de 1987 al 2000 con estampas en las que aparece con los uniformes de Piratas, Cardenales y Padres, además de algunos “cameos” en Leaf de 2013 y en Topps del 2017.

“Es algo muy bonito que te recuerden y es un orgullo para uno revivir todos esos recuerdos de cada tarjeta” mencionó.

Sus tarjetas de novato vieron la luz en 1998 en las ediciones de Topps, Fleer, Score, así como Leaf y Donruss con el afamado sub-set “Rated Rookie”, donde aparece en la cartita #45.

Retirado como pelotero, se ha mantenido en el beisbol como etapas como instructor y manejador, sin embargo, sigue recordando los años cuando jugó en el máximo nivel cuando la gente se le acerca con tarjetas para solicitar su rúbrica.

“En la Frontera se acercan más porque la gente está más metida y más cerca del beisbol de Grandes Ligas, pero también me llevan en varias partes de la República”, explicó.

El reto de completar el “Master Set” de Vicente Palacios no es muy complicado ni muy costoso si usted cuenta con una dirección de correo en Estados Unidos, ya que la gran mayoría de sus tarjetas no pasan de un dólar en compras en línea. La más costosa es la edición “Desert Shield” que en 1991 Topps distribuyó a las tropas estadounidenses apostadas en Irak.

Vicente vive en Monterrey, es parte del cuerpo técnico de Tigres de Quintana Roo y le dará mucho gusto firmarle sus tarjetas.

Qué opinas sobre esta nota?
author

Noticias relacionadas